Un esmalte de Nails Factory simula que las uñas cambian su tonalidad

nails-factory-esmalte

Actos cotidianos como lavarse las manos, sujetar una bebida fría, cocinar, secarse el pelo o incluso salir a la calle constituyen un cambio suficiente para que la decoración de las uñas varíe totalmente de aspecto, gracias al nuevo esmalte de esta cadena de franquicias: Thermic Geils. Un producto que ya está disponible en los cerca de 160 establecimientos de la red de Nails Factory.


Thermic Geils es el último lanzamiento de Nails Factory, la primera cadena de centros de manicura y pedicura en España. Se trata de una novedosa gama de esmaltes en gel térmicos, es decir, que su color varía con la temperatura.

Un esmalte novedoso

Gracias a sus componentes termocromáticos es posible que una misma decoración de uñas cambie de aspecto según el ambiente o la actividad que se haga, como lavarse uno las manos, sujetar una bebida fría, cocinar, secarse el pelo o incluso salir a la calle.

«Es una nueva opción muy original para nuestro servicio de semipermanente Geils» afirma Amaya Domínguez, directora técnica de la marca. «Su forma de aplicación es exactamente igual, se seca al instante y resulta cómodo y duradero, pero ahora podrás lucir unos diseños con mucha más libertad para dar rienda suelta a tu lado más creativo, aprovechando los juegos cromáticos de los nuevos tonos».

Y es que este lanzamiento viene acompañado de tres variedades de esmaltes: ‘Scarlet’, ‘Bougainvillea’ y ‘Summer Sun’, cada uno de ellos con dos gamas de color según la temperatura. El primero, ‘Scarlet’, varía de una tonalidad crema, cuando está caliente, al rojo, en frío; el ‘Bougainvillea’ pasa del rosa al violeta; mientras que el ‘Summer Sun’ cambia entre el amarillo y el naranja.

Combinable con 120 tonalidades

«El cambio de color es progresivo y prácticamente inmediato, y lo apreciaremos incluso con unos pocos grados de diferencia», explica Amaya Domínguez; «y para que el efecto sea más llamativo y pueda apreciarse mejor, recomendamos aplicarlo sobre uñas esculpidas, ya que el esmalte estará más aislado del propio calor corporal. Si esto lo combinamos con los más de 120 tonos de Geils disponibles, las posibilidades para decorar nuestras uñas pensando en cómo cambiará con la temperatura son infinitas».

Con un precio de 11,90 euros para la manicura y de 17,90 euros para una pedicura, el servicio de esmaltado Thermic Geils ya está disponible en los cerca de 160 establecimientos de la red de Nails Factory; y, al igual que el resto de sus productos, los nuevos esmaltes tienen la certificación ‘5 free’, y no han sido probados en animales ni tienen origen animal.

Nails Factory es la mayor franquicia en belleza integral de manos y pies con cerca de 160 centros ubicados en toda España. Entre su gama de servicios para presumir de uñas se encuentran: ‘Geils’ (el semipermanente de Nails Factory), construcción de uñas en acrílico o gel, manicura, pedicura y ‘nail-art’.

Además ofrece una gran variedad de productos, como aceites de cutícula, crema de manos o pies, aceites hidratantes… todos ellos certificados como ‘5 free’ (no contienen tolueno, formaldehído, ftalatos, resina de formaldehído o alcanfor) y que ni proceden de ni han sido probados en animales.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *