¿Puede una franquicia garantizar resultados?

garantizar-resultados-negocio-franquicia

Cuando alguien busca un concepto de franquicia en el que invertir su dinero y/o su esfuerzo profesional, lo que más le interesa saber es, en definitiva, hasta dónde le puede garantizar el éxito esa idea, ese supuesto negocio. De forma ideal, lo suyo sería que el contrato de franquicia le especificase que aquello que le enseñaron en el plan de viabilidad o de negocio –normalmente, un cuadro con gastos e ingresos, pero, por supuesto, con rentabilidades– es tan cierto que lo firmarían como prueba de consecución de objetivos. Ojo, y que si no es así le devuelven su dinero.

¿Esto es real o es una fantasía exigirle a la franquicia garantizar resultados? Pues por la experiencia que en tenemos Negocio Franquicia con alguno de nuestros clientes, y por otras enseñas que conocemos, resulta que es real. No en la mayoría, desde luego.

Claro que para que esas franquicias sean capaces de llegar a este compromiso deben de estar muy seguras de su modelo de negocio. Y lo están. Pero también es cierto que por definición todas las franquicias que salen al mercado deberían tener esa seguridad y que, bajo unas condiciones mínimas de cumplimiento de normas de actuación y procedimiento por parte de los franquiciados, deberían arriesgarse a dicho compromiso.

Porque si una enseña no es rentable, siguiendo a rajatabla, eso sí, los procesos establecidos en los manuales operativos; si no tiene establecimientos con estadísticas de resultados que lo demuestren y si no pueden eso replicarlo en los nuevos franquiciados seleccionados en base a un perfil previamente definido, entonces quizá no sea una franquicia elegible, y probablemente aquella persona del principio se abstendrá de relacionarse mercantilmente con ellos.

Desde nuestro punto de vista, esta debe de ser la tendencia: asegurar resultados en base a la experiencia demostrable de negocio, y exigiendo, desde luego, el cumplimiento de normas y procesos de actuación claramente dados en documentos de trabajo.

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *