Black Toro Capital pretende que Amichi triplique su red en 5 años

negocio-franquicia_amichi

Según informa el diario financiero ElEconomista, la cadena de franquicias de moda Amichi abrirá previsiblemente 380 tiendas y triplicará en cinco años el tamaño de su red, merced a la entrada del fondo de capital riesgo Black Toro Capital. Tras inyectar 15 millones de euros, la financiera permitirá la puesta en marcha de un plan para impulsar el crecimiento de la cadena de franquicias a nivel nacional e internacional, además de rentabilizar el negocio, pues prevé salir de pérdidas en 2018 y facturar 80 millones en tres años.

Según publica ElEconomista, Pedro Valdecantos, administrador único de la sociedad, explica que tienen actualmente «una red de 158 establecimientos en España y nuestro objetivo es abrir en un periodo de tres años otras 380 más».

Pero el plan no termina ahí. La idea pasa también por el desarrollo, siempre a través de la franquicia, de los mercados internacionales, con la inauguración de otros 130 establecimientos más en todo el mundo.

“En España abriremos tiendas propias y franquiciadas y en el exterior siempre bajo el régimen de la franquicia”, asegura Valdecantos. La idea pasa por desembarcar dentro de la Unión Europea en Portugal, Italia y Francia, pero también ir más allá. Según el administrador único de la sociedad, “hay planes para entrar en México, Centroamérica y los países de Medio Oriente”.

Amichi sale adelante

Si todo sale como está previsto, la compañía encaminará así la senda del crecimiento de las ventas y la rentabilidad. “El año pasado cerramos con una cifra de negocios de 40 millones de euros y nuestro objetivo es alcanzar en un plazo de tres años los 80 millones”, dice Valdecantos. La empresa ha atravesado hasta ahora una compleja situación financiera como consecuencia de la crisis económica y la caída del consumo, por lo que lleva varios ejercicios cerrando con pérdidas. De hecho, había encargado su venta en varias ocasiones tras efectuar duros recortes de plantilla.

El último ejercicio se cerró con unos números rojos de 2,7 millones de euros y, según explica Valdecantos, “aunque este año volveremos a cerrar con pérdidas, nuestra previsión apunta a que 2018 será el año del cambio y empezaremos a ganar dinero”.

Los fundadores, a bordo

Durante los últimos meses, la familia Amich, ahora propietaria de la compañía, ha trabajado conjuntamente con el equipo de Valdecantos, especialista en reorganizar empresas de retail, en la elaboración de este nuevo plan estratégico, que cuenta ahora con el apoyo profesional de Black Toro como inversor de referencia, que realizó una operación similar hace unos meses con la firma de calzados Marypaz.

El fundador de la compañía, Juan Carlos Amich, continuará como presidente del consejo asesor y su hija Thais Amich ha asumido el cargo de directora de diseño, con lo que la familia sigue plenamente vinculada al negocio. Según Ramón Betolaza, socio director de Black Toro “proseguimos con el objetivo de apoyar a compañías con un modelo de negocio viable y probado, sometidas a restricciones financieras o liquidez como por la crisis”.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.