Conseguir que tu franquicia salga en los medios (1 de 2)

Negocio-Franquicia-Stephen-McMennamy

Si el marketing y la comunicación fuesen patrimonio exclusivo de las grandes enseñas, en los medios sólo aparecerían McDonald’s, Seur y Zara. ¡Espera! Es que a veces parece que sólo salen McDonald’s, Seur y Zara. Bueno, éstas o sus némesis: Burger King, MRW y Mango. Pero eso no es cierto: salen más veces y más grande, pero es sólo porque manejan presupuestos de publicidad que no están al alcance de cualquiera. Sin embargo, multitud de franquicias encuentran su hueco en artículos de periódicos y revistas, entrevistas en la radio, noticias en la web y, sí, en reportajes de televisión. Que son, ojo, tan efectivos o más que un anuncio de esos que evitas ver gracias al zapeo. Basta con fijarse un poco para verlas… y con empeñarse en aparecer para conseguir que tu franquicia salga en los medios.

En primer lugar: llevo una década y media trabajando con lo que se podrían denominar microfranquicias: cadenas que acaban de sacar del horno de una asesoría especializada su proyecto de franquicia. Por ello, sabemos bien que sus recursos económicos limitados, y que a menudo cometen el error de pensar, como ya he explicado al principio, que en los medios sólo salen Burger King, MRW y Mango (¿O eran McDonald’s, Seur y Zara?). Un error, amigos. Cualquier empresa medianamente seria, que realice su actividad en el mercado legal –los otros también salen, pero por lo general en la sección de sucesos– puede aparecer en periódicos, revistas, radio, televisión e Internet.

En segundo, hay que presumir de lo que se hace. McDonald’s lo hace de sus hamburguesas y Zara de sus prendas, y como bien sabemos, ni unas ni otras son para tirar cohetes. Así que sí, ante una oferta tan homogénea como rematadamente aburrida, lo artesano, lo novedoso, lo diferente… vende. Y los profesionales de la información están tan hartos como usted de hablar un día sí y otro no de 100 Montaditos, de DHL o de H&M. En las microfranquicias, el periodista busca una propuesta de valor estratégica; cómo potencian sus creadores sus fortalezas y dejan a un lado sus debilidades. Y aunque se trata de una franquicia “del montón” no está todo perdido –necesitaría conocer sus virtudes y carencias, pero…– porque seguro que hace algunas cosas bien: no acepta al primero que llega con dinero, sino a los mejores perfiles; rechaza emplazamientos que no vayan a garantizar el éxito; ayuda a sus franquicias a alcanzar ese éxito…

En tercer lugar, nada de ser exquisitos al principio a la hora de elegir en qué medios se puede salir y en cuáles otros, no. Ya llegará el momento de volverse ‘snobs’, oiga. Pero por el momento, más es mejor; y mucho, no digamos. Es decir, ¿por qué limitarse a enviar un comunicado de prensa a los medios relacionados con la franquicia, cuando hay muchos más periodistas a los que podría interesar la noticia? Ojo, que he dicho la noticia, no la mamarrachada de turno como el cambio de la carta de un restaurante o el nombramiento de un adjunto a la vicepresidencia de una pyme. Hasta que uno no es Burger King, MRW o Mango, su ombligo es un agujerito en mitad de la barriga.

Cualquier persona con dos dedos de frente debería saber que el emprendedor candidato a franquiciado –y no digamos ya el cliente mondo y lirondo–, además de ser eso, una persona interesada por los negocios, puede ser aficionado a coleccionar sellos, a la elaboración de cerveza artesana, a la astrofísica, a viajar a países que contengan la letra ‘p’ en su nombre, a salir de tapadillo en las fotos que se hacen los turistas en los monumentos nacionales, etcétera. Así que al próximo cliente que me pregunte que para qué le mando sus noticias a la revista ‘Hola’ le… obligo a releer esta entrada.

(seguimos la semana anterior :D)

Comentarios (2)

  1. Auxinet :

    Consejos muy bueno para las nuevos franquiciados! Al principio es difícil aparecer en los medios, pero con esfuerzo todo se consigue

    • Carlos Pérez :

      Tienes toda la razón, lo principal es ponerse manos a la obra y no ceder en el intento.

      Muchas gracias por comentar.