Llega Koiki, el servicio de envío en el que el cliente decide la hora de entrega

koiki_negocio_franquicia

Koiki es un servicio de recogida y entrega domiciliario de paquetes –que fomenta la inserción laboral y la integración social– en la que personas cercanas al cliente que ha hecho la compra por Internet, también conocidos como ‘Koikis’, reciben el paquete y lo guardan hasta la hora en la que el comprador solicitó la entrega del mismo, y se lo llevan a su domicilio. Todo ello se realiza a través de una aplicación para móviles que ha desarrollado esta ‘start up’ española, cuyos fundadores son Aitor Ojanguren, Cristina Arganda y Lis Brusa, y que ya está presente en las provincias de Barcelona, Gerona, Guipúzcoa y Madrid, mediante diferentes asociaciones y fundaciones, con cerca de un centenar de personas formadas y entrenadas para realizar el servicio.

El creciente desarrollo del comercio electrónico en España comienza también a hacer madurar los servicios de entrega a domicilio, toda vez que el propio consumidor se vuelve cada vez más exigente. Sin embargo, a día de hoy, el comprador online todavía no puede –más que de un modo aproximado, y a veces ni siquiera eso– elegir la hora exacta a la que quiere recibir o devolver un envío. Koiki nace precisamente para realizar este tipo de entregas generadas por el comercio electrónico. Pues se trata de una empresa de innovación social que incluye los servicios de entrega domiciliaria, la sostenibilidad y la obra social.

Una innovación que mejora la experiencia del usuario, y por ello tanto las tiendas online como los clientes finales se ven claramente beneficiados con este servicio. Asimismo, las empresas de transporte ahorran tiempo y costes (mano de obra y combustible), ya que por cada zona sólo tienen que entregar varios paquetes en un sólo punto. Koiki apuesta por desarrollar un modelo sostenible, donde los vehículos sólo entran una sola vez en el barrio para dejar varios paquetes, y son posteriormente los ‘Koikis’, mensajeros de confianza, quienes los distribuirán en los domicilios, bien sea a pie o bien en bicicleta, para reducir la emisión de CO2.

El ahorro que supone para las empresas de transporte –por la agrupación de envíos– puede ser de hasta un 10% de los gastos. Una vez el consumidor elige el servicio Koiki, en las tiendas online que lo tienen integrado, el transportista habitual se encarga de hacer llegar el envío al centro Koiki designado, quien realiza la entrega final. Como empresa de innovación social, Koiki da preferencia a colectivos desfavorecidos de forma que se fomenta la inserción laboral y la integración social.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.