Los objetivos no han cambiado…

objetivos-negociofranquicia

Hace poco, me decía un empresario: «A empezar de cero; ahora, a empezar de cero…». Quizá no sea necesario ni empezar de cero, ni cambiar tanto lo que teníamos previsto y por lo que luchábamos antes de esta triste y brutal pandemia.

Los objetivos no cambian, le dije yo, sino que han cambiado los medios. Pues bien, mantengamos nuestros objetivos y reenfoquemos como conseguirlos, en función de los medios y las circunstancias actuales.

Desde aquí, nos gusta trabajar con los famosos objetivos SMART, acrónimo trillado de esos objetivos que queremos que sean:

  • Específicos (Specific) en cuanto a que han de ser descritos de manera sencilla y positiva, teniendo claro el qué, el cuando y el cómo, para definir el alcance.
  • Medibles (Measurable), porque todo lo que no se evalúe no se puede decir que se haya conseguido. Y a todos nos gusta alcanzar nuestros logros. Lo que es cuantificable podemos controlarlo.
  • Alcanzable (Attainable). Ya que si son atractivos, el equipo pondrá más ganas e ilusión en lograr los objetivos. Y además así podemos asignar responsables que dirijan y lideren (que no es lo mismo) al equipo o al grupo (que tampoco es lo mismo…)
  • Realistas (Realistic), ya que un objetivo debe ser alcanzable de manera efectiva, en función siempre de los presupuestos que trabajemos y de los recursos de que dispongamos.
  • Y por supuesto, el objetivo ha de ser temporal (Time-bound). Estableciéndolo en periodo concreto y oportuno, que tampoco es lo mismo. Y al igual que con el resto de los criterios debemos definir el plazo de tiempo en el que hemos de cumplirlos.

Pues bien, recordado esto, ¿por qué cambiar los objetivos anuales de nuestras franquicias? Si aún no hemos visto si cambiando los medios podemos acabar, por ejemplo, el año con nuestros objetivos de, por ejemplo, ventas cumplidos? Quizá dando ese paso atrás, e intentando ver el bosque y no el árbol que tenemos delante, nos demos cuenta o ideemos ese nuevo formato o instrumento que nos haga conseguir nuestro objetivo.

He visto muchos ejemplos, en estas semanas, de empresas/franquicias que actuaban sobre el cambio de sus medios, y no de sus objetivos…

…¿que ya no nos podemos reunir de forma presencial? Pues reestructuremos las reuniones al formato online, y dotemos a nuestros franquiciados o empleados de los medios para que esto pueda hacerse.

…¿que ya no podemos o no debemos tocar los productos sin protección?. Pues ideemos un brazo articulado que pueda ayudar a servir la cerveza y dispongamos un robot que lo acerque a la mesa del cliente

…¿que ya no vendemos en la tienda física, o lo hacemos muy poco? Pues reactivemos o creemos una nueva línea, donde el canal principal sea el ecommerce, y no la visita al establecimiento.

…¿que ya no conviene que se visiten los pisos para alquilar/vender? Pues hagamos las visita con una cámara, y grabemos la vivienda o su visita virtual para poder pasar por ella mientras al otro lado del monitor el interesado dice qué quiere conocer o ver exactamente.

Seguro que tenemos muchos «…¿que ya no…». Pues busquemos el, «sin embargo, sí que se puede…», y así no cambiamos. O sí, pero a mayor, nuestro objetivo de inicio de año.

(Y si estoy muy bloqueado, o las fuerzas ahora no me acompañan, esta consultoría seguro que puede ayudarme como lo está haciendo con otros).

/ Tags: , ,

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *