Pannus inaugura, en Badalona (Barcelona) y Madrid, dos panaderías-cafeterías

negocio-franquicia-tienda-Pannus-1

La cadena de franquicias Pannus sigue expandiendo su concepto de negocio por todo el territorio nacional. Con estas dos aperturas, la enseña –que empezó a conceder licencias de franquicia en 2012 – cuenta con 92 locales en España, 43 de ellos regentados mediante el sistema de franquiciados, además de tres centros de producción de sus más de 60 variedades de pan, otro centro de producción de bollería artesana y un centro logístico que da cobertura a nivel nacional. A su vez, Pannus dispone de una gama de panadería Delipatessen, en la que los clientes pueden encontrar un conjunto de panes ‘premium’, sabores intensos, con la mejor calidad y con elaboración 100% natural.


La enseña de panaderías-cafeterías Pannus continúa su expansión nacional, con la apertura de dos establecimientos franquiciados que se unen a la red de la marca, que en la actualidad opera con 92 locales repartidos por toda España, 43 de los cuales funcionan en régimen de franquicia.

La primera de las aperturas se realizó en la población barcelonesa de Badalona, concretamente en la calle Francesc Layret, número 56. Se trata de un local de 130 metros cuadrados, gestionado por el empresario franquiciado Demetrio Martínez, quien afirma haber conocido la marca «hace dos años, y encajaba perfectamente con el modelo de negocio que estaba buscando. Además, la elegí entre las demás enseñas de este sector, porque más allá de las imágenes corporativas están las personas que han creado y que desarrollan este proyecto, que son quienes marcan la diferencia a favor de Pannus, siempre cerca de ti y sintiéndote bien acompañado».

Barcelona y Madrid

La segunda apertura se ha llevado a cabo en Madrid capital, en la calle General Ricardos, 108. En este caso, el local dispone de 187 metros cuadrados y al frente del mismo se encuentra la empresaria franquiciada Lorena Jara Núñez, quien explica que, «tenía claro que quería montar una franquicia de panadería-cafetería, porque por mi zona no hay nada parecido y sé que puede funcionar bien. Contacté con varias marcas del sector, pero de Pannus me convenció el interés que mostraron, la seriedad y que es una enseña con infraestructura, donde está todo calculado y controlado. Además», añade, «visité a otros franquiciados de la empresa en Madrid y todos me dijeron que están consiguiendo sus objetivos, por lo que terminé decidiéndome por esta marca».

A la hora de valorar ambas aperturas, Agustín Llarás, Consejero Delegado de Pannus, asegura que «estamos muy satisfechos de haber incorporado dos establecimientos más a nuestra red y de seguir creciendo con honestidad y sentido común, porque entendemos que hay que respetar y ayudar mucho a los franquiciados, para que abran sus locales en el mejor sitio posible y sean rentables de verdad, como es el caso de estas dos nuevas franquicias. Esa es nuestra manera de franquiciar, nuestro ADN, que funciona y que no vamos a cambiar».

Tradición panadera

Con esta política, la marca Pannus es un referente en el sector de las panaderías-cafeterías en España, gracias a una expansión calculada, que se lleva a cabo sin prisa, pero sin pausa, como lo demuestran las aperturas realizadas en Badalona y Madrid, a las que sumarán más en lo que resta de año, por distintas ciudades de nuestra geografía.

Pannus es una cadena de panaderías-cafeterías cuyo origen se remonta al año 1957. Desde entonces se preocupa por seguir manteniendo en sus establecimientos la tradición artesana, que han ido inculcando generación tras generación.

La inversión necesaria para montar una franquicia Pannus es desde 60.000 euros, que incluye un canon de entrada de 8.000 euros, para funcionar en locales a partir de 50 metros cuadrados y en poblaciones con un mínimo de 20.000 habitantes.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.