Piccolo Andrea cumple el retrato-robot del negocio triunfador en restauración

piccolo-andrea-franquicia-interior

‘Concepto moderno’, ‘sencillo de operar’, y a ser posible ‘italiano’ son los tres rasgos del retrato-robot del negocio triunfador en restauración en España. Y Piccolo Andrea los cumple a la perfección. Y es que la restauración está ya en el carril de aceleración para alcanzar ritmos de crecimiento previos a la crisis; en concreto, lo hizo en un 2% durante el pasado 2016. Con el vaticinio de que se van a inaugurar en torno al medio millar de nuevos locales en 2017, con una inversión próxima a los 75 millones de euros. Retail&Food Franchising facilita a cualquier emprendedor/inversor la entrada en el mundo ‘horeca’ con sendos conceptos de negocio triunfadores, sencillos de llevar y en los que su opinión es tenida en cuenta.

Sin duda, es el momento de apostar por la restauración. Las ventas del mercado español, impulsado por la restauración organizada y con una evolución neutral en los operadores independientes, crecieron en 2016 un 1,9%, hasta alcanzar los 35.131 millones de euros, según un estudio de la empresa de investigación de mercados The NPD Group. Para la patronal Marcas de Restauración (Autogrill, Restalia, Telepizza, Grupo VIPS, McDonald’s, Häagen Dazs…).

Con un par de datos destacables:

  • Este aumento de las ventas se apoya en un avance del 1,3% en el número de visitas, con 96 millones de consumos adicionales fuera del hogar, y también en un leve incremento del gasto medio por comensal, del 0,4%, hasta 4,82 euros por visita.
  • Cada español consumió fuera del hogar una media de 157 veces en el año, lo que supone dos visitas más por persona que el año anterior. Y los restaurantes de servicio rápido son los principales generadores de visitas, al aportar el 80% de ese incremento.
  • En 2016 destaca el aumento del tique medio en los restaurantes italianos y en las hamburgueserías, donde los operadores de cadenas marcan la pauta.

«En restauración moderna, los conceptos más “profesionalizados” tenemos las de ganar», comenta José Manuel Pérez-Olivares, director de Operaciones de Retail&Food Franchising, matriz de las cadena Piccolo Andrea y Andrea e i suoi Amici. «Productos listos para consumir, con un sencillo proceso de calentamiento en los hornos de los puntos de venta, para que el cliente tenga una experiencia agradable y rápida.

Concepto triunfador

Una fórmula simple, sin necesidad de una formación profunda, para emprendedores que quieren comenzar en el mundo de la hostelería sin correr riesgos y sin un periodo de aprendizaje que le haga perder tiempo y dinero en el arranque de su negocio». Desde el obrador de Retail&Food Franchising se encargan de preparar todos los productos que se venden en la cadena, no recurriendo a terceros implicados en la producción que encarecen el precio.

Cada franquiciado de Piccolo Andrea y Andrea e i suoi Amici recibe el producto listo para exponer en vitrina, y solo tienen que someterlo a un proceso térmico en el momento de la venta. «Esta centralización de procesos es una de las señas de identidad de cualquier buena franquicia, buscando un ahorro que redunde en el beneficio del emprendedor», razona José Manuel Pérez-Olivares, para quien, sin embargo, «es importante no perder de vista el conocimiento de su entorno que aporta el franquiciado; uno de los grandes pilares de la franquicia. Nuestro objetivo es animarle para que proponga iniciativas de carácter local, valorando su opinión sobre los productos».

La filosofía de Retail&Food Franchising Franchising es gestionar cadenas donde se prime la integración del franquiciado dentro de la organización, y donde éste pueda sentir en todo momento el apoyo de la central en su proyecto. «No concebimos que ese “ganar-ganar” en el que debe basarse la relación franquiciador-franquiciado funcione de otro modo».

Comentarios

Los comentarios están cerrados.