Telepizza planea abrir cada año 150 tiendas hasta 2020

Negocio_Franquicia_Telepizza

La cadena de pizzerías Telepizza encara su regreso a la bolsa con un ambicioso plan de crecimiento. Propiedad de Permira, la familia Ballvé y KKR, entre otros fondos, planea la apertura de alrededor de 150 establecimientos cada ejercicio durante el próximo lustro. El proyecto, según han explicado fuentes de la empresa al diário económico ‘El Economista’, supondrá contar con entre 25 y 30 nuevos locales al año en España, además de aproximadamente otro centenar en la decona de mercados internacionales en los que ya está presente.

Del total de nuevas aperturas establecido en sus planes de desarrollo antes de salir a Bolsa, el 80% serán pizzerías franquiciadas y el resto establecimientos propios. El diário económico matiza que, según fuentes de la propia compañía, «el número de aperturas será menor al principio, pero irá creciendo progresivamente». Telepizza cuenta actualmente con 1.297 establecimientos repartidos en 15 países. De ellos, 830 son franquiciados y 467 propios. La mitad se concentra en España, con 643 tiendas. En el exterior, la compañía ha puesto el foco ahora especialmente en Latinoamérica -está ya presente en Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Panamá, Bolivia, Guatemala y El Salvador- y los países de Europa Central.

Una de las fórmulas que se pretende potenciar de cara a la expansión es la firma de alianzas de masterfranquicia, como hay ya en Centroamérica, donde Telepizza suma ya 130 locales. Es algo parecido a lo que ha hecho también en Rusia y Angola. En el continente latinoamericano se está explorando igualmente la posibilidad de abrir en México y Brasil, dos mercados grandes aunque con una competencia mayor. Todo ello sin descartar tampoco el continente asiático, donde desembarcó en 2012 con un primer restaurante en la ciudad china de Shanghai. «Es una prueba piloto que se está haciendo. Lógicamente, hay que conocer los gustos y pautas del consumidor allí, porque son distintos y tenemos que adaptarnos, pero la idea es seguir abriendo más establecimientos», aseguran en la cadena.

Para fomentar la expansión y ganar tamaño ante la posible salida a bolsa, Telepizza no descarta tampoco la posibilidad de comprar pequeñas cadenas, aunque en este momento no hay nada sobre la mesa. A nivel nacional, se explorará igualmente el desembarco en aeropuertos y estaciones de tren. Telepizza, que suma 26.000 empleados, ha declarado en el Registró Mercantil unos ingresos en el ejercicio 2014 de 290,1 millones de euros, lo que supone una caída del 11% respecto al año anterior debido a que hay menos tiendas propias. El resultado de explotación arroja una cifra positiva de 16,6 millones de euros, frente a unos números rojos el año anterior de 3,1 millones.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.